Las naves industriales y logísticas se pueden clasificar siguiendo diferentes criterios. Desde su tamaño hasta su funcionalidad o su adaptación al tipo de mercancía que va a contener. Pero centrándonos en su construcción, podemos hablar de diferentes tipologías de naves industriales en función de los materiales con los que están realizadas o su estructura.

Esta diferenciación es importante porque cada material aporta unas características particulares a la construcción final como su durabilidad y resistencia al fuego.

Siguiendo esta clasificación, podemos hablar de tres tipos de edificaciones en naves industriales:

  1. Naves de estructuras metálicas
  2. Naves de hormigón
  3. Naves de estructura mixta (metálica y hormigón)
tipos de estructuras para naves industriales
Cada material aporta unas características particulares a la construcción final como su durabilidad y resistencia al fuego.

Los 3 Tipos de estructuras en naves industriales que existen

Estructura metálica

Las estructuras metálicas ofrecen numerosas ventajas en comparación con las construidas con hormigón. Una de ellas es la notable reducción del tiempo requerido para su realización. Gracias a la facilidad de transporte de los materiales y la simplicidad del montaje y los forjados, los plazos de construcción se acortan considerablemente.

Aunque las estructuras metálicas son menos rígidas que las de hormigón, presentan beneficios adicionales, como una mayor luminosidad. Sin embargo, al considerar este tipo de estructuras, es importante tener en cuenta la resistencia de los materiales al fuego. Para reforzar la protección contra incendios, se utilizan acabados específicos, como la pintura intumescente, así como morteros gunitados o encofrados.

Vídeo ejemplo de nave de estructura metálica

A continuación, podrás ver un vídeo sobre este tipo de estructura para naves industriales:
Leer  TPF Consulting y Aspor Engineering se unen al Valencia CF Femenino en su promoción por la igualdad

En resumen, las estructuras metálicas ofrecen una opción atractiva en la construcción debido a su eficiencia en el tiempo y la facilidad de transporte. A pesar de ser menos rígidas que las estructuras de hormigón, brindan una mayor luminosidad en los espacios. Es fundamental considerar la resistencia al fuego de los materiales utilizados, utilizando técnicas como la pintura intumescente y los morteros gunitados o encofrados para garantizar la protección pasiva contra incendios.

Además, este tipo de material metálico requiere un mantenimiento constante con productos anticorrosión.

estructura metálica en naves industriales

Naves de hormigón

Si se opta por una estructura de hormigón, deberemos tener claro que tanto los costes como los plazos son mucho más elevados. En compensación, se trata de un material mucho más resistente y maleable que permite crear formas y estructuras muy diversas dándole forma con los encofrados. Es imprescindible contactar con fabricantes de pavimentos para obtener el mejor resultado y que encaje la infraestructura con la base principal. Algunas de las opciones son baldosas y pavimentos de pequeño formato. Otra cosa a tener en cuenta son las colecciones de revestimientos.

En estos casos, no se requiere ningún tratamiento especial para protección pasiva contra incendios ni para la corrosión debida a condiciones ambientales que acaban dañando los diferentes elementos que componen la estructura.

Por otra parte, el problema de los plazos se ha visto parcialmente solventado con la generalización del uso del hormigón prefabricado. Con estas piezas prefabricadas, los tiempos de construcción in situ se reducen considerablemente.

estructuras de hormigón para naves industriales

Naves mixtas (metálica y hormigón)

En los últimos tiempos, las naves con estructura mixta (metal y hormigón) es una de las opciones más escogidas ya que combina las ventajas de ambos materiales y se consigue reducir el tiempo de construcción y el coste de la edificación respecto a la estructura elaborada únicamente de hormigón.

Leer  Cómo mejorar la operativa de las empresas a través del diseño de las naves

A la hora de escoger el tipo de estructura con el que construir la nave logística o industrial, será determinante atender a los recursos económicos, a los plazos estimados, a las necesidades de la empresa y a la actividad que se llevará a cabo en dicha edificación pues los riesgos de incendio, por ejemplo, son variables según la actividad y requerirán que se opte por un tipo de estructura u otro.  

estructura mixta en naves industriales

En ASPOR Engineeering, como ingeniería especializada en el sector de la edificación logística e industrial, contamos con un equipo de expertos que pueden asesorarte a la hora de decidir cuál es el mejor tipo de estructura para tu nave.

Resumiendo este contenido:

Existen tres tipos de estructuras en naves industriales: metálicas, de hormigón y mixtas.

Las estructuras metálicas son eficientes en tiempo y transporte, aunque requieren protección contra incendios. Las estructuras de hormigón son más costosas pero resistentes y no necesitan tratamiento especial.

Las estructuras mixtas combinan ventajas de ambos materiales, reduciendo costos y tiempos de construcción, y la elección depende de recursos económicos, plazos y necesidades específicas.

La protección contra incendios varía según la actividad. Además, las estructuras metálicas requieren mantenimiento anticorrosión. Siempre se ha de tener en cuenta contactar con expertos en fabricación de cerámica para completar estas grandes naves y tener en cuenta también las ventajas de los pavimentos antideslizantes.

Si te ha gustado este contenido, no te pierdas otros artículos que tenemos disponibles en nuestro apartado de Blog para conocer otras noticias interesantes sobre el sector.