El diseño de cada planta logística es particular y los proyectos se realizan de forma individual basándose en las necesidades del cliente (tanto si cuenta ya con inquilino como si es una promoción a riesgo). Sin embargo, sí se pueden establecer una serie de criterios o factores clave que se deben tener en cuenta a la hora de diseñar una nave destinada a la logística.

Las claves para diseñar una planta logística

Muelles de carga

Las ratios que se utilizarán para determinar todos los factores que vamos a mencionar en este artículo vendrán determinadas en un alto porcentaje por las necesidades del cliente en cuestión y su actividad (en el caso de que ya se conozca qué empresa ocupará la nave) o por la necesidad de maximizar la edificabilidad para rentabilizar al máximo la inversión.

De ahí que no se pueda establecer un criterio único si bien si hay cifras más o menos generalizadas que está comprobado que dan un buen servicio a gran parte de los operadores. En el caso de los muelles de carga se suele establecer uno por cada 800 m2 de almacén aproximadamente.

Espacio de almacenamiento

De nuevo, el criterio del cliente se impondrá. A grandes rasgos, sin embargo, a la hora de diseñar una nave logística se tiene en cuenta su geometría determinada por una altura máxima habitual de 13,70 m. (por un tema de seguridad frente a incendios), por el tamaño de la parcela original y por un espacio de picking que suele rondar los 18 metros.

Leer  TPF Consulting y Aspor Engineering se unen al Valencia CF Femenino en su promoción por la igualdad

A partir de ahí, se establece la zona de almacenaje con lineales de estanterías, con pasillos de unos tres metros de ancho, que albergarán los palets, aunque estos pueden ser de diferentes tamaños en función de la actividad.

Oficina

Otro de los criterios clave es un espacio destinado a oficina, imprescindible en cualquier nave logística.

Las oficinas deben ser un espacio que dé servicio a la función principal del edificio y se deben diseñar en función de ello. Además, sus dimensiones deben cumplir unos mínimos normativos en función del número de empleados que se estima que van a darle uso. Cuando a la hora de redactar el proyecto aún no se dispone de esta información, se suele utilizar como estándar un espacio equivalente al 5% del almacén.

Patio

Otro de los elementos con que debe contar cualquier plataforma logística es el patio. Además, en general, en los patios, hay que ubicar una serie de elementos que deben ser practicables por los camiones y dar servicio a la actividad.

Por ejemplo, la entrada debe ubicarse donde tenga más sentido y encajarse tanto en planta como en cota. Por ello, si se conoce la altimetría de la parcela, debe ubicarse en una zona con acceso desde vial público y que disponga de unas pendientes comedidas.

Por otra parte, también deberán tener un edificio destinado al grupo de bombeo. En la mayoría de las ocasiones, este se ubica en una sala técnica anexa fuera de la zona de almacén a la que se tiene acceso directamente desde el exterior, y junto con el depósito de agua de PCI. Esto dependerá, una vez más, de la geometría de la parcela.

Leer  Tipos de estructuras en naves industriales: características, ventajas y particularidades